jueves, 20 de febrero de 2014

FIEBRE DEL ORO

Fiebre, del oro llamado LIBERTAD.
Inmigrantes de palidez oscura/
atletas del hambre distante que pone alas al deseo
y con pértiga de decisión/
dan el salto a la libertad cautiva.
 
Las guerras en sus países señorean la ambición de poseer hollando la tierra que acaricia a sus hijos con pies descalzos.
¡Huid! gritan los escombros/
¡Huid! gritan los asedios, el llanto de los niños,
la juventud perdida en violaciones, en indiferencia, en menosprecio.
¡Huye! arranca la voz a la madre suplicando el abandono.
Mujeres de entrañas forzadas por necesidad, inseguridad en el vivir.

Encendida la llama presa de la huida, desafían los abismos
y mecidos en olas de esperanza la patera se balancea y apresura el lance.                       
Saltarinas gotas de salado paladar caen sobre los rostros empapados,
agrietados, con miradas oteando el horizonte y la tierra del futuro libre.
Inanición y muerte acompaña la travesía.
Inmigrante de pisada tambaleante y frío en el alma, llagado peregrino de la noche
que al despuntar el día el stop te recibe abrazado al rechazo.

Nadie te explicó iluso amigo la saturación en puertas europeas,
nadie te alertó de esa otra guerra silenciosa que deambula por las calles,
que no te rechaza a ti sino a tu indigencia.
Reivindicas derecho de extranjero sin aliento, con el único derecho de ser humano.
Agresividad en la impotencia y urgencia de vivir. Cultura del cansancio y la penuria.

Mar de lágrimas formado, donde yacen las risas de salida, donde callan los olvidos esperados.

2 comentarios:

  1. He leído y releído tu desgarrador escrito "fiebre del oro", hecho con la lucidez que te caracteriza así como la tristeza, rabia, impotencia y ternura (todo junto) que suscita el tema. La riqueza lírica, con la utilización tan tuya de la metáfora, del oxímoron, del doble sentido, etc, etc, hacen que tu poesía (tu relato poético) penetre muy dentro en el alma del lector.
    Esos "¡Huid! gritan los escombros" "¡Huye! arranca la voz a la madre" acabado con "...te recibe abrazado al rechazo" son de una profundidad desgarradora, al margen de la gran belleza litararia que posee.
    ¡Enhorabuena por tu blog!
    Enrique

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras de ánimo, Enrique

      Eliminar