viernes, 3 de marzo de 2017

MERENDILLAS

Reviviendo la tradición de hacer una merienda (merendilla) los chavales por los carnavales, los mayores que quedamos en el pueblo revivimos esa época de compañerismo y convivencia participativa.

Alegría, humor y entrañable compañía la de los matrimonios jóvenes que vinieron con sus hijos a esta celebración. En la foto de “familia” sólo aparece un grupo, algunos se ausentaron antes de tener la idea de hacer una colectiva.

Revivir tradiciones, aunar sentimientos festivos, infancia compartida, juegos y ratos de tertulia adulta, ha sido, querido Chindas, un gozo para el espíritu, tan solitario muchos días del invierno.

Soñar con momentos de fraternidad vecinal es un lujo del que, de vez en cuando, podemos gozar en los pueblos pequeños.

Exquisitos y sencillos manjares cocinados en cada casa y luego puestos en común fueron la nota chispeante que pasaba de mano en mano, para llegar a todos. Esmero en la preparación, sabor delicioso. Recetas nuevas para paladares agradecidos.

Armonía regada con buenas bebidas. Postres de altura dejando ese poso dulce y agradable de la unidad. Alegría vestida de risas y sano entendimiento.

Desde esta página de Chindas, perro amigo de grandes y pequeños (menos de los gatos) agradecemos a los que os habéis desplazado vuestro empeño en hacernos felices y logrado que las merendillas de este año hayan sido tan entrañables.

Esperamos que la tradición no se rompa, sean el comienzo de otras celebraciones comunitarias y que las nuevas generaciones cojan el testigo de amor al pueblo. Sólo así crecerá en esperanza.

¡Guauuu...!

1 comentario:

  1. SALUDOS A SOCO Y A TOÑO DESDE LA RIOJA

    ResponderEliminar